Con motivo de la celebración del 8 de mayo, Día internacional de la mujer, queremos dedicar nuestro artículo a las mujeres monologuistas. Porque, sin duda, ellas se lo merecen.

LAS MUJERES MONOLOGUISTAS AUN SE ENFRENTAN A PREJUICIOS

En España tenemos muy buenas mujeres monologuistas. Quizás la más célebre sea, sin duda, Eva Hache. Pero son muchas las que, como sus compañeros masculinos, intentan abrirse paso en la programación de monólogos de salas, bares, etc.

Y, como algunas de ellas denuncian, aún queda mucho espacio por recorrer, aún hay machismo, hay cosas que mejorar, etc.

LOS PROBLEMAS DE LAS MUJERES MONOLOGUISTAS

El principal problema con el que se encuentran las mujeres monologuistas es que cada una de ellas “representa” a todas las mujeres monologuistas. Como decía en una entrevista la monologuista Virginia Muñoz:

Si en un local tienen una mala experiencia con un monologuista varón llaman a otro pero si la tienen con una mujer monologuista no vuelven a llamar a más chicas.

Imaginaros que fuera al revés. Que un día contratas a un monologuista varón malo y, en consecuencia, no vuelves a contratar a otro monologuista varón. Suena absurdo.

Vídeo: Patricia Sornosa, una de las mejores mujeres monologuistas

LAS MUJERES MONOLOGUISTAS NO PUEDEN SER MEDIOCRES

No es que defendamos el derecho a la mediocridad. Siempre hemos pensado que si alguien quiere subirse a un escenario tiene la responsabilidad de prepararse lo mejor posible. Pero sí que es cierto, y es lo que nos parece denunciable, que a las mujeres monologuistas se les pone un listón más alto que a los hombres.

Por decirlo en palabras claras: Un monologuista hombre puede ser mediocre o del montón y aun así tener una agenda de actuaciones poblada. Tanto los programadores de las salas como el público exigen mucho más a las mujeres monologuistas. Tienen que ser muy buenas. No vale con que estén en la media. Porque ya de entrada, no tienen la presunción de calidad que tienen los hombres.

EL MACHISMO Y LAS MUJERES MONOLOGUISTAS

Por supuesto, las mujeres monologuistas se enfrentan a problemas que no sufren, o no en el mismo alcance, sus compañeros hombres. Si son atractivas, nos vamos a quedar con que son atractivas, dejando en segundo lugar la calidad de su humor. Si no lo son, ojo, también van a enfrentarse a prejuicios. Un monologuista varón no va a recibir críticas por tener unos kilos de más, por poner un ejemplo.

En BBB Humor nos alegramos de que cada vez haya más mujeres monologuistas, como Eva Garra, Patricia Sornosa, Mayte Herraez, Eva Soriano, Anita Eme, Sil de Castro, Eva Cabezas y un largo, largo etcétera. Por eso este artículo se lo dedicamos a ellas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest